Diputados de la Comisión de Constitución aprueban idea de legislar segundo retiro del 10 % de las AFP

El Congreso de Chile dio un nuevo paso en el proyecto que permitiría el segundo retiro de la AFP, como forma de ayudar a las familias en plena crisis mundial. La Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó la idea de legislar con 11 votos a favor y solo uno en contra. Ahora continuará con los trámites legislativos, tal como el primer proceso que se desarrolló a mediados de año.

Gabriel Boric (CS), Luciano Cruz-Coke, de Evópoli (en su representación votó Sebastián Álvarez), Camila Flores, de RN (Eduardo Durán la representó), Gonzalo Fuenzalida, de RN (votó por él Andrés Celis), Hugo Gutiérrez (PC), Marcos Ilabaca (PS), Pamela Jiles (PH), Paulina Núñez, de RN (Miguel Mellado votó por ella), René Saffirio (Independiente), Leonardo Soto (PS) y Matías Walker (DC) apoyaron la iniciativa en primera instancia. El diputado de la UDI, Jorge Alessandri, fue el único que votó en contra.

El Gobierno ya tomó su postura: “Es incompatible mejorar las pensiones y al mismo tiempo usar las recursos para otros fines. Si yo hago un nuevo retiro del 10% me va a costar mucho más mejorar las pensiones”, dijo la ministra del Trabajo, María José Zaldivar. A comienzos de octubre, la Superintendencia de Pensiones informó que cerca de 10 millones de afiliados solicitaron parte de sus ahorros y que el promedio de pago de las AFP ascendió a $1.300.000 aproximadamente. La nueva idea beneficiaría a 2.6 millones de personas.

POSIBLES FECHAS EN CASO DE APROBACIÓN DEL SEGUNDO RETIRO DEL 10%

Una de las principales impulsoras del nuevo proyecto de ley que permitiría otro retiro de fondos desde las cuentas de capitalización individual de las AFP es la diputada Pamela Jiles. La parlamentaria sostuvo que, en caso de resultar aprobada la iniciativa legal, se hará todo lo posible para que los afiliados que opten al nuevo beneficio puedan contar con los recursos antes de la próxima Navidad.

El proyecto de ley es muy similar al anterior. Establece un monto mínimo de retiro en orden a 35 UF ($1.000.000) y una cifra máxima que alcanza las 150 UF ($.4.300.000). Además el proceso de pago se llevaría a cabo empleando toda la logística puesta en marcha para la primera entrega de fondos a los cotizantes que realizaron el trámite.

La diferencia con la ley actual radica en que el nuevo proyecto contempla la posibilidad de que el afiliado pueda en el futuro reintegrar los fondos extraídos. También que el beneficio de retiro se mantenga como una posibilidad permanente a la que los trabajadores puedan recurrir en un momento de su desempeño laboral frente a alguna contingencia económica.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *