Trasladan a adultos mayores desde residencia clandestina de Puente Alto

#EstaEsMiVoz

“Uno de los residentes falleció la semana pasada, 17 están contagiados y sólo uno n tiene el virus”.

Debido a que se encontraban en condiciones inadecuadas, todos los adultos mayores de la casa de reposo “Dulce Hogar”, de Puente Alto, fueron trasladados del lugar entre anoche y hoy en la mañana.

Cabe señalar que en la residencia -que no contaba con toda la documentación exigida por las autoridades- en los últimos días se descubrió un brote de covid-19 gracias a denuncias de algunos vecinos.

En el hogar falleció la semana pasada uno de los 19 residentes. Otros 17, en tanto, se encuentran contagiados de coronavirus y solo uno está sin el virus.

Y aunque el miércoles la decisión de la Seremi de Salud fue que realizaran el aislamiento en el mismo lugar, durante la noche hubo un cambio de decisión, debido a que dos adultos mayores empeoraron su condición, por lo que fueron llevaron al hospital Sótero del Río. Los restantes fueron reubicados en un hogar “espejo” transitorio.

Según explicó el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, lo que hizo revertir la decisión fue que el lugar solo contaba con un cuidador para todos los adultos mayores.

Además, cuando el Senama envió una enfermera para apoyar constató que había condiciones de hacinamiento, por lo que el alcalde Codina buscó una nueva residencia y se la propuso a la Seremi y a Senama, instituciones que dieron el visto bueno.

Codina y las autoridades sanitarias se reunieron esta mañana con los apoderados de los residentes para explicarles la situación, por lo que firmaron su consentimiento para el traslado.

“Aunque la decisión el miércoles era que se quedaran, nos dimos cuenta de que no bastaba solo con monitorear a estas personas, sino que esto implicaba también lograr trasladarlos a un lugar donde el soporte profesional fuera el suficiente, además del cariño que necesitan”, explicó Codina.

En el nuevo hogar, los adultos mayores fueron recibidos por el director del Senama, Pablo Pizarro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *